Breaking News
Loading...
Home / Sin categoría / “Messi no es feliz en Argentina” ENTÉRATE QUIEN LO DIJO…

“Messi no es feliz en Argentina” ENTÉRATE QUIEN LO DIJO…

En una charla pausada con Diario SPORT desde su oficina en Buenos Aires, Menotti, ex tecnico argentino, analiza a Lionel Messi, el fútbol del Barça y la selección argentina.

¿Qué significó para usted dirigir al Barcelona?

Venía de entrenar en Argentina y me encontré con jugadores que tenían setenta u ochenta partidos internacionales: Alemanes, catalanes, vascos… Fui muy feliz. Grandes tipos que ayudaron mucho. Para achicar había que tener jugadores muy valientes.

¿Es uno de los clubs donde más empatía sintió por el compromiso con la idea del fútbol de ataque?

Sí. Fíjate: yo hice jugar en el Barça a Maradona de falso ‘9’. A lo mismo que jugó con Messi en la era Guardiola. Teníamos dos por afuera, que eran Marcos y Carrasco, de una gran dinámica. E intentábamos jugar muy bien. La relación afectiva que el Barca genera con sus jugadores es distinguida. Pero al catalán no le gusta ganar de cualquier manera. Necesitaba sentirse más representado. Cuando empezábamos a jugar pelotas para atrás y ejercer ese dominio de juego la gente se sentía molesta. Pitaban. También los jugadores se sentían incómodos. Y lo impusimos hasta ser un buen equipo. La gente terminó contenta. Ganamos dos finales al Madrid, una Supercopa al Bilbao, una Copa. Jugando al fútbol que me gusta, que es el que siento.

¿Por qué Messi incorporó tan bien la identidad del Barça?

Hay buenos jugadores que juegan en Primera. Hay muy buenos, y en esa diferencia tiene mucho que ver el equipo, los entrenadores. Y aparecen los excelentes, como Iniesta, Xavi, Busquets. Pero hay un mago que es lo que no se puede transmitir. Y es determinante cómo se construye ese escenario para desarrollar su magia: primero lo pone Rijkaard. Se le veía querido por sus compañeros, especialmente por Ronaldinho. Era el nene de su equipo. Y va creciendo en la era Guardiola en su juego. Pasa a ser un gran futbolista en los últimos 20 metros, en su habilidad y su técnica, que le pega a la pelota como los dioses. Y a su favor el equipo tenía una idea clara. En la era de Tito, Martino y se profundiza con Luis Enrique, Lio empieza a ir más atrás y participar más en la zona de gestación, Messi se ha convertido en un gran asistidor, de goles incluso que podría haber hecho él.

¿Cuál es la diferencia entre el del Barça y el de Argentina?

En Barcelona es feliz. Acá pareciera que no se lo puede permitir. Es tanta la angustia que vivimos que no lo dejan ser feliz, porque el entorno no es bueno, el equipo no logra jugar bien. Sin Messi no hubiésemos pasado la primera ronda del Mundial. Cuando todo parece que se cae en Argentina, aparece Messi y construye. Pero no es feliz porque es un escenario de rencores. Vivimos así.

¿Qué emparenta y diferencia a Messi de Maradona?

Diego era más rebelde en el aprendizaje. Él, cuando algo no le salía, tenía un enojo consigo mismo. Era un gran compañero, solidario, pero tenía otra formación. Había salido de un barrio muy humilde y se había hecho de a poco, primero en Argentinos Jrs., después en Boca. No solo en el juego, pero en la vida tenía otra picardía. Más peleador en la mala. Otro carácter. Pero Messi no se entrega nunca. Tiene diferentes maneras de expresarlo pero en definitiva los dos hacen cosas mágicas para ganar un partido. Y Messi tuvo la merecida suerte de caer en un club y en sus comienzos estar rodeado de cracks, y por más malo que sea un entrenador, él debe tener sus valores para ser respetado en el Barça de la manera en que es respetado por sus compañeros y querido. Lo cuidaron de chiquito.

¿Le gusta el fútbol que practica el Barcelona con Luis Enrique?

Sí. Veo siempre al Barça, pero el equipo está por encima de él, no porque él no pretenda lo que el equipo hace. Es un poco más apresurado. Es un equipo a lo Luis Enrique, con su impronta, como él era como jugador. Más dinámico. Pero conceptualmente ha respetado las formas. Es injusto que se lo compare con el de Guardiola, porque eso es difícil de igualar. Habría que quitarle diez años a Iniesta, a Xavi, a Messi, a Busquets.

Messi, Suarez y Neymar, ¿es el tridente más explosivo?

Es difícil juntar a tres delanteros como ellos. Yo tuve tres delanteros hermosos: Kempes, Bertoni y Ortiz. Pero lo que es bueno destacar es que dentro de la forma, de entrada no se sabía si podían funcionar. Neymar es más joven, más egoísta (me refiero con la pelota) pero se adaptó y ya no se pinta tanto el pelo. Han establecido que el que hace el gol, va a abrazar al que le da el pase. Se ve que se complementan, y eso los potencia.

¿Vimos lo mejor de Messi?

No. Nunca se sabe. Algunas cosas nuevas podremos ver. Pero con el solo hecho que repita las mejores somos felices (se ríe).

A Messi no lo acompaña el escenario, el público en Argentina.

Hay una tensión generada por la mediocridad cultural que rodea este circo del fútbol argentino. Para tener un fútbol cinco estrellas hay que respetarlo, cuidarlo, nosotros no tenemos bien nada. Y aparecen estos futbolistas que son primera línea en toda Europa. Y sienten el peso porque hay urgencia de éxito. No entiendo, porque no ha hecho nada Argentina nunca para ganar. No se preparan bien, los traen como los traen a los jugadores, les cambian siete entrenadores en diez años. Han jugado tres finales y aparecen los argentinos que dicen que el segundo puesto no sirve para nada.

¿Es cruel para la sociedad que el mensaje sea que solo sirve si Messi gana un Mundial?

Sí. No sé de dónde sacamos que debemos ser exitosos en el fútbol y ganar todos los mundiales. Nuestros futbolistas tienen una genética muy difícil de encontrar. Empezamos con Di Stéfano, seguimos con Maradona, Passarella y Messi. Acá se cree que allá juegan bien porque les pagan bien, y no es así. Estos pibes tienen un gran sentido de la pertenencia. Son buenos pibes. Les duelen mucho los insultos. Tienen familia. No se puede manejar con tanta infamia y crueldad. Sinvergüenzas del periodismo, no se puede llamar rata a nadie. Duele y cuesta. Se ganó, por suerte este último partido.

Se ganó frente a Colombia con un Messi muy inspirado.

Sí, ganamos por Messi. La gente se olvida que nos costó clasificar a los mundiales. Passarella, Maradona o Signorini nos clasificaron ‘in extremis’.

¿Solo Messi sostiene su iusión de un fútbol mejor?

Sí. Messi sostiene todo. Tenés el mágico. Yo el otro día conté un chiste: ¿Había una vez un mago que era espectacular. Pero una vez a ese mago le cambiaron el cajón, y en su truco principal cerruchó a la chica. No sea cosa que a Messi le cambien tanto el escenario que termine haciéndose un gol en contra de la desesperación que tiene por resolver. El escenario es fundamental para Messi como para un gran actor. Necesita un escenario respetuoso de una gran idea.

¿Le gusta cómo está planteada la Liga española?

La Liga… es díficil por un tema de presupuesto competirle de igual a igual al Barcelona y al Real Madrid y sumaría al Atlético de Madrid, que tiene grandes jugadores. Es sin duda una de las más atractivas, pero las diferencias hacen que los grandes equipos ejerzan una gran supremacía sobre el resto que antes no era tan grande.

¿Cómo imagina que se dará el próximo clásico?

Son partidos en los que no importa demasiado cómo se llega o si se ganó el último partido. Son partidos especiales, diferentes. El Barça es un equipo que sabe a lo que juega y tiene una idea que sostiene a pesar del rival. El Real Madrid no sé a qué juega. Depende mucho de sus individualidades. Pero son partidos aparte.

¿Cómo ve al Barcelona esta temporada?

Creo que cuando Busquets, Iniesta y Messi desempolvan los recuerdos de aquel Barça imbatible desde el juego, el Barça se transforma. Y cuando apuesta un poco por la verticalidad en la búsqueda del resultado, se deforma un poco. Se convierte en un equipo más dinámico y más vertical. Ha tenido partidos muy buenos y otros no tanto. Hay veces en las que el Barça se deja atacar por el peor mal que tienen los equipos, que es la urgencia. Cuando se enferma de urgencia, termina dependiendo de Messi. Cuando se respalda en el juego, es prácticamente imbatible. Porque además tiene los tres mejores delanteros del mundo.

¿A qué juega el Real Madrid, para usted?

Yo veo al Madrid, pero nunca sé a qué juega. Juega a los jugadores. Si están bien y tienen viento a favor, si tiene a sus jugadores más importantes disponibles, gana. Pero ha tenido muchos cambios de entrenador y no lo puedo entender. No sé tampoco cuál es la búsqueda. Lo veo por televisión, pero no logro entender a qué juegan. No hay una idea clara más allá de la calidad que tienen sus jugadores. Desde que Florentino es presidente del Real Madrid, se ha perdido una identidad de juego que fue la que hizo grande al Real Madrid.

Trajo a Mourinho.

A mí no me gustan sus formas. Es un personaje atractivo por su forma de ser. Dicen que trabaja bien. Ha tenido, como todos hemos tenido, una cuota muy grande de suerte. No me gusta ese estilo. Luego pasaron a Ancelotti, que lo echaron, no sé por qué. Y ahora está Zidane. No sé hacia donde van.

¿Qué piensa de Zidane?

Creo que es un entrenador en formación. Lo hace bien porque le he visto tomar decisiones difíciles. Incluso se ha atrevido a sacar a Cristiano, a reemplazarlo o a sentarlo en el banquillo. Pero aún no sé a qué quiere jugar, cuál es su línea de juego.

¿Cree que Cristiano potencia a Messi?

Creo que Cristiano es un enorme delantero. Muy completo. A mí no me gusta la sobreactuación que hace de sacarse la camiseta, ir al córner a festejar los goles con el público. Pero no hay duda de que es un enorme delantero y me gusta mucho. La exigencia que tiene Messi es la que Messi se ganó como jugador. Es un futbolista que quiere ganar todo, juegue donde juegue, en el Barça o en la selección. Lo que hay que cuidar es que no se exceda en ser el mejor cada diez minutos. Tiene 30 años y sabe cuidarse solo; la ansiedad de ganar siempre. Creo que se potencia él solo.

¿Quién es el mejor jugador del mundo?

Iniesta. Para mí es un jugador que lo tiene todo: gambetea, tiene juego, gol, pase de gol, corre y lucha cada pelota. Nunca ganó un Balón de Oro, quizá porque no tiene perfil para el marketing, tiene cara de nada y habla bajito, tiene un perfil bajo.

¿Qué piensa del Atlético de Simeone?

Creo que le ha dado una impronta personal a su equipo. Aunque yo me identifico con otra idea de fútbol, es muy respetable. Se sabe a qué juega su equipo, tiene una idea que la ha sostenido en el tiempo. Es muy díficil estar dos años en la final de la Champions frente al Madrid. Al final son finales que se definen por detalles. Y se debe valorar el mérito del Atlético de haber llegado y la manera en la que compitió frente al Real Madrid.

¿Y Jorge Sampaoli?

A mí me gusta mucho su búsqueda. Lo está haciendo bien en el Sevilla y también hizo un gran trabajo en Chile. Fui a ver cómo trabajaba y me interesó mucho cómo generaba la superioridad numérica para contrarrestar al rival. Y que utilizaba mucha tecnología, como un dron para grabar los entrenamientos. Hablamos como diez horas. Fue mágico. Lleva años trabajar así y lograr una identidad como la que él le dio a sus equipos. En Sevilla también lo está consiguiend

Loading...

About orlando

Check Also

¡FUERTE AMENAZA! Dalbón: “Bonadio quiere cazar a Cristina, si sigue, le vamos a quitar el cargo” (+VÍDEO)

El abogado de la ex presidenta Cristina Kirchner en la causa de dólar futuro, Gregorio ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Loading...